Novedades

Avutarda hubara: otra joya canaria

Hubara –  Chlamydotis undulata (African Houbara)

Avutarda hubara: otra joya canaria – ¡Conócelas! 175 – Grupo Local SEO BARCELONA

La fauna y la flora macaronésica de las Islas Canarias es más africana que europea ya que ese archipiélago está a la misma latitud que el centro de Argelia o de Libia. Una de las joyas de esa región es la avutarda hubara, más pequeña que la avutarda común (Pioc salvatge) pero, aun así, impresionante. A pesar de estar clasificada como especie vulnerable, si sabes dónde buscarla en Fuerteventura y Lanzarote, no resulta demasiado difícil de contemplar, aunque parece que ha disminuido su población en Fuerteventura. En cambio, ha aumentado en Lanzarote; en Fuerteventura se estima que queda un máximo de 450 ejemplares, mientras que en Lanzarote serían, como mucho, 800 y entre 11 y 17 en la isla de La Graciosa (al norte de Lanzarote).

Desde 1993 SEO/BirdLife realiza proyectos de conservación en Fuerteventura. En 2005 adquirió una finca de 209 hectáreas, Cercado de El Jarde, destinada a la protección de la especie.

La población del norte de África se extiende desde Marruecos hasta Egipto, a través de las vastas extensiones del Sáhara septentrional. Se calcula que existen unos 9.800 individuos, pero es difícil censar un ave tan discreta y que habita un ecosistema tan enorme. A diferencia de las especies antropófilas, la avutarda hubara se ríe de los parques y jardines y quien quiera verla deberá adentrarse (aunque solo sea un poquito) en entornos hostiles que, en las Islas Canarias, están agradablemente próximos a lugares civilizados. Y los desiertos canarios son áridos más por falta de agua y/o suelo estéril que por sus altas temperaturas. Además, en Fuerteventura la avutarda hubara aprovecha los campos de alfalfa durante todo el año; parece que eso le va bien.

De punta de pico a punta de cola mide entre 65 y 75 cm (150 cm de envergadura alar máxima). Los machos son algo mayores que las hembras, pero, por lo demás, muy parecidos. Parece que es un ave habitualmente silenciosa y solo el macho, durante sus vistosas paradas nupciales, emite un retumbo bajo, inaudible a más de 50 m de distancia. La hembra nunca dice ni pío.

Aunque su estatus sigue siendo vulnerable se ha beneficiado de una mejor protección contra la caza furtiva, la reducción del pastoreo y la gestión del hábitat en áreas protegidas

Si vives en un desierto, las manías gastronómicas se oponen a la supervivencia así que la avutarda hubara es un ave oportunista; come lo que encuentra y agradecida se queda. Excepto piedras, puede consumir de todo; brotes, semillas, hojas, frutos e incluso flores de plantas diversas, insectos (sobre todo escarabajos y saltamontes) y otros invertebrados, así como pequeños vertebrados como serpientes y lagartos.

Avutarda hubara: otra joya canaria – ¡Conócelas! 175 – Grupo Local SEO BARCELONA

Avutarda hubara, Tindaya (Fuerteventura) abril 2008

Las aves de la A a la Z SEO Birdlife

The Handbook of the Birds of the World

Acerca de Salvador Solé (232 artículos)
Ornitólogo, fotógrafo, viajero y articulista. Socio de SEO/BirdLife desde 2002, colabora con el Grupo Local SEO Barcelona desde su fundación en 2010 y desde el mismo imparte cursos y charlas, también es guía de excursiones ornitológicas divulgativas.
El portal web GLSEOBarcelona da acceso a los contenidos elaborados por el Grupo Local SEO Barcelona de SEO/Birdlife quien podrá utilizar cookies propias y de terceros para mejorar la oferta de sus servicios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información en Aviso Legal, en su apartado Política de cookies.