Novedades

Urogallo común: el gran gallo en peligro

Gall fer – Tetrao urogallus (Western Capercaillie)

Urogallo común: el gran gallo en peligro – ¡Conócelas! 193 – Grupo Local SEO BARCELONA

Hoy hablamos de una gallinácea forestal cuyo macho alcanza los 115 cm de punta de pico a punta de cola, mientras que la hembra, de plumaje críptico “escamado” en tonos de ocre, blanco y marrón, es mucho más pequeña (máximo 64 cm).

El 90% de la dieta estival de los urogallos adultos consiste en materia vegetal; semillas, bayas, musgos, hojas… Solo el 10% lo constituyen los invertebrados; insectos diversos – sobre todo hormigas – caracoles, arañas, larvas de polilla… Los pollos, al menos hasta la cuarta semana de vida, sí que consumen mucha más materia animal. En invierno come casi exclusivamente acídulas de conífera, que no es un plato demasiado energético y les obliga a racionar en extremo sus movimientos; un exceso de actividad física los podría matar.

Ver esta especie es uno de los grandes sueños de l@s ornitólog@s; a much@s nos pasaron lustros antes de conseguirlo. Otro gallo nos cantara (valga el retruécano) si viviésemos en Finlandia o en ciertas zonas de Rusia, pero en Catalunya no solo es difícil de encontrar si no que, debido su grado de protección legal, también es prácticamente delictivo intentarlo. La protección sobre el terreno ha conseguido frenar el proceso de extinción y, según datos del SIOC (ICO), habría entre 800 y 950 ejemplares adultos en los Pirineos y prepirineos catalanes (muchos más machos que hembras). Y quizás unos 100 ejemplares en los Pirineos aragoneses. Sin embargo, en la vertiente francesa, se calculan cerca de 4.000. Tomad estos datos con pinzas porque no sé hasta que punto están actualizados. Así pues, a diferencia de otras especies menos delicadas, los lugares dónde resulta más probable observar esta especie se mantienen en secreto. Es una medida de seguridad especialmente necesaria desde que la revolución digital parió una nueva especie de fotógrafo que no se interesa por la naturaleza ni su conservación, si no por obtener una foto mejor y/o más cercana que la de sus colegas. Y que trata este tema como cualquier otro deporte de competición. Ciertamente serán pocos, pues la mayoría de fotógrafos siguen respetando la ética básica, pero pocos bastan para perjudicar a aves tan vulnerables como esta. Los cazadores furtivos siempre han sido un problema ya que este colectivo está mucho mejor informado (desde antaño) sobre las ubicaciones del urogallo común y, aunque también hablamos de una minoría, es mortífera por definición.

Los ornitólogos y/o fotógrafos legales, normalmente pillamos a esta ave huyendo o volando cuando paseamos por bosques pirenaicos de abetos, pino negro y/o pino rojo por sobre los 1500 metros.

En otras zonas del mundo habita la taiga (píceas), hayedos y bosques diversos siempre que estén bien conservados y la presión humana no sea excesiva.

Su dinámica de cortejo hace especialmente vulnerable al urogallo; los machos cantan durante semanas en un mismo sitio, un cantadero en el interior del bosque, donde esperan la visita de las hembras. Esa fijación por un lugar de pocos metros cuadrados facilita su localización, más aún cuando a menudo lo mantienen de un año para otro. Pero los cantaderos suelen estar en enclaves remotos y su canto – entre otros sonidos extraños, destacan unos chasquidos producidos al cerrar con fuerza el pico – no se suele oír a más de 200 m de distancia.

Si en los Pirineos catalanes la situación del urogallo común todavía resulta precaria, en la cordillera cantábrica es realmente dramática; allí, a pesar de los esfuerzos conservacionistas, la subespecie endémica T. u. cantabricus está declinando alarmantemente.

Y en Europa tampoco le pinta bien; varios países (Inglaterra, Irlanda, Bélgica…) completaron su extinción en tiempos históricos y en casi todos los demás las poblaciones se están reduciendo fuera de las áreas mejor protegidas. Actualmente, Finlandia y Rusia son los países donde, al margen de problemáticas locales, su censo se mantiene razonablemente estable. Y es allí donde todavía le quedan ganas de reír…

El área de distribución mundial del urogallo común va desde la cornisa cantábrica y Escocia hasta el centro de la república rusa oriental de Sajá (Yakutia), rozando las fronteras septentrionales de Ucrania, Kazajstán y Mongolia. En Europa es donde tiene las poblaciones más sureñas; España, Albania, Macedonia y SO de Bulgaria.

En la mitad oriental de Rusia convive con el otro único urogallo que existe; el piquinegro (Tetrao urogalloides), algo más pequeño pero que tampoco está libre de agobios causados por el ser humano.

Urogallo común: el gran gallo en peligro – ¡Conócelas! 193 – Grupo Local SEO BARCELONA

Urogallo común macho, mayo 2014

Las aves de la A a la Z SEO Birdlife
Servidor d’Informació Ornitològica de Catalunya
The Handbook of the Birds of the World

Acerca de Salvador Solé (246 artículos)
Ornitólogo, fotógrafo, viajero y articulista. Socio de SEO/BirdLife desde 2002, colabora con el Grupo Local SEO Barcelona desde su fundación en 2010 y desde el mismo imparte cursos y charlas, también es guía de excursiones ornitológicas divulgativas.
El portal web GLSEOBarcelona da acceso a los contenidos elaborados por el Grupo Local SEO Barcelona de SEO/Birdlife quien podrá utilizar cookies propias y de terceros para mejorar la oferta de sus servicios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información en Aviso Legal, en su apartado Política de cookies.