Andarríos bastardo: pide a gritos cambio de nombre

Desde mi nula autoridad científica y lingüística, opino que algunos de los nombres populares que SEO/BirdLife, en su día, aceptó como oficiales, hace tiempo que piden a gritos una mejora. El caso de este ave es muy ilustrativo: si pretendemos dar a entender que, entre el andarríos chico (Xivitona) y el andarríos grande (Xivita) se sitúa una especie aparentemente intermedia, por respeto hacia los seres inocentes, su apellido debería ser “mediano” y no bastardo. “Mixto” implicaría hibridación e “intermedio” resulta demasiado largo.

He aquí una limícola que se ríe de los grandes armarios roperos ya que su variación de plumaje es muy modesta, aunque curiosa: se torna más dorarito (foto de cabecera) en plumaje de eclipse y pierde color (foto de abajo) en plumaje nupcial. Las pintas oscuras del pecho se le difuminan fuera de la época reproductora pero con la ceja pasa al revés: se hace más nítida. De punta de pico a punta de cola mide entre 19 y 23 cm. Aunque la hembra tiende a ser, en promedio, algo mayor que el macho y adquiere el plumaje nupcial más temprano, no la contaría como especie con dimorfismo sexual.

El andarríos bastardo es fácil de ver durante ambas migraciones, e incluso localmente abundante. Como a menudo lo encontraremos junto a algún otros andarríos, podremos aprender a identificarlo, guía en mano, por comparación directa. A pesar de que la población reproductora europea se calcula en entre 340.000 y 1.200.000 parejas, no existen datos de cría en Catalunya ni en el resto de la península ibérica. Y como invernante es muy escaso.

El mejor humedal para observarlo en Catalunya es el Delta de l’Ebre, seguido de cerca por Aiguamolls de l’Empordà. También lo hallaremos en el Delta del Llobregat e incluso en el Estany d’Ivars cuando sus niveles de agua son adecuados.

En época de cría habita turberas, pantanos abiertos en bosques boreales, zonas de matorral en la interfaz entre tundra y taiga, brezales encharcados y marismas con arbustos caducifolios. Sin embargo, en migración y durante el invierno ya le viene bien cualquier lámina de agua, sea arrozal segado o creciendo brotado, charca, marisma, orillas fangosas de canales y pastos inundados. Suele evitar el agua salobre.

Su dieta consiste en pequeños invertebrados acuáticos y terrestres: insectos y sus larvas, gusanos, arañas, crustáceos, moluscos… También peces de no más de 2 cm de largo, renacuajos e incluso ranas pequeñas. A veces ingiere algunas semillas.

Su área de distribución mundial está dividida entre las zonas de cría boreales y las de invernada. Se reproduce desde Escocia, la República Checa, norte de Kazajistán y de Mongolia hacia el norte hasta el alcanzar – y adentrarse localmente – en el círculo polar ártico. Por el este llega a la península de Kamchatka. Pasa el invierno, como muy al norte, en el Delta de l’Ebre y algunos humedales litorales mediterráneos de la mitad sur de España, NO de Marruecos, Argelia, Túnez y Egipto. Pero el grueso de su invernada abarca todo el África subsahariana, puntos meridionales de la península arábiga, el valle del Nilo desde su desembocadura, Pakistán, la India y el sureste asiático, llegando hasta Papua Nueva Guinea e incluso Australia.

Andarríos bastardo en plumaje nupcial (Delta de l’Ebre 6-4-2019). Foto de Salva Solé.

Las aves de la A a la Z SEO Birdlife
Servidor d’Informació Ornitològica de Catalunya
Birds of the World