Cernícalo primilla: colonias en las estepas

La diferencia de longitud (punta de pico a punta de cola) entre el cernícalo primilla y el cernícalo vulgar (Xoriguer comú) es de, como mucho, 6 cm a favor del vulgar. Pero a veces miden lo mismo y, de hecho, un hembra grande de primilla puede ser 5 cm mayor que un macho pequeño de su pariente. Por eso, mejor olvidaros del tamaño, que no es importante.

El macho (foto de abajo) a poco bien que lo veas, es inconfundible con su franja gris en el ala, dorso rojizo liso y cabeza y mejillas gris azuladas, sin bigotera. La diferencia más concreta entre las hembras de ambas especies es – no te lo pierdas – el color de las uñas: claras en la primilla y oscuras en la otra. Las uñas claras a duras penas se insinúan en la foto de cabecera pues el tamaño de la imagen no da para más.

Que el cernícalo vulgar – y muchos otros halcones – nidifiquen colonialmente resulta entre infrecuente y nunca visto, mientras que para el primilla – que se ríe de la soledad – es lo suyo. Otra diferencia es que el cernícalo vulgar, al menos en el sur de Europa, es un ave residente mientras que el primilla, en casi todas partes, es de hábitos migratorios. Llega en primavera y se marcha a finales del verano. Luego veremos por dónde va y viene.

Originariamente, y en extensiones despobladas del Asia central, este halcón cría en acantilados y afloramientos rocosos aunque, si puede escoger, prefiere los tejados de edificios tradicionales, castillos, ruinas y similares. Acepta gustosamente construcciones diseñadas o adaptadas para él: los primillares. Sin embargo a menudo le quitan los huecos toda una pléyade de okupas: mochuelo europeo (Mussol comú), carraca europea (Gaig Blau), paloma zurita (Xixella)… pero las peores son las grajillas occidentales (Gralla). A pesar de ello, con todas puede convivir, tal como he visto en muchas ocasiones. El entorno del lugar de cría ha de ser bastante abierto, de tipo estepario, con clima cálido y seco, aunque no tropical. Puede adaptarse a las extensiones agrícolas de cereal que no estén excesivamente fumigadas. Allí, tolera el arbolado disperso. Pero prefiere la estepa, los pastos e incluso el semi-desierto. En sus cuarteles de invierno ocupa herbazales en altiplanos. Es bicho de terreno bajo que no suele llegar a los 1500 m.s.n.m. si bien la cita de reproducción a mayor altura procede de Turquía, a 2600 metros de altitud.

Salvo excepciones locales, que siempre las hay, el 90% de su dieta lo constituyen los insectos aéreos y terrestres, pero también otros invertebrados como arañas o la escolopendra de la foto de abajo. En el 10% restante se citan lagartijas, micro-mamíferos (musarañas, ratones…) algún pequeño paseriforme y sus polluelos.

En Catalunya casi llegó a extinguirse a finales del siglo XX y aunque la reintroducción tuvo éxito, está muy ligado a dos zonas: el Alt Empordà por un lado y sur de La Noguera, Segrià, Pla d’Urgell y Urgell, por otro. En ambas áreas depende de la agricultura de secano más tradicional, que no está pasando sus mejores momentos.

En el año 2020 SEO/BirdLife estimó una población catalana de 84 parejas distribuidas entre 20 enclaves. En el resto de España, tras descender a unas 5100 parejas en la década de los 80, numerosas acciones de conservación le han permitido recuperarse y ahora se le supone un población alrededor de 20.000 parejas.

Si miramos su mapa de distribución mundial, vemos que las enormes extensiones esteparias que median entre Turquía, Kazajistán, Mongolia y el norte de China acogen el grueso de cernícalos primillas reproductores del planeta. En Europa, la península ibérica, Italia (Cerdeña y Sicilia incluidas) así como Grecia, son sus principales reductos de cría.

En el África mediterránea tiene sus únicos puntos de residencia: norte de Marruecos, Argelia, Túnez y Libia. Aunque algunos ejemplares escogen la India y la frontera entre Myanmar y China para pasar el invierno, casi todo el contingente de esta rapaz inverna al sur del Sáhara, llegando hasta el extremo meridional de Sudáfrica y evitando los países más selváticos del centro del continente. También está presente en el oeste de Yemen.

Macho de cernícalo primilla con escolopendra (Estepas de Lleida 13-5-2017). Foto de Salva Solé.

Macho de cernícalo primilla con escolopendra (Estepas de Lleida 13-5-2017). Foto de Salva Solé.

Las aves de la A a la Z SEO Birdlife
Servidor d’Informació Ornitològica de Catalunya
Birds of the World