Pato mandarín: plumaje pirotécnico

El macho de esta especie posiblemente sea la anátida más espectacular del mundo (ojo, que hay opiniones) y una de las aves que se te quedan mejor impresas en la memoria. Podemos decir que se ríe de la modestia ya que su plumaje es prácticamente pirotécnico. Pero cuando viste la librea no reproductora resulta más discreto que la hembra.

Originario del este de Asia, fue introducido en Gran Bretaña ya a principios del siglo XX y en Irlanda en 1978. Actualmente también mantiene poblaciones asilvestradas en California, Florida, Bélgica, Noruega, Alemania, Dinamarca, Suiza y Francia. De nuestro país vecino procede la mayoría de ejemplares que cada otoño aparecen por Catalunya y se marchan cuando empiezan a subir las temperaturas. Pensad que es un ave residente en todo Japón pero tiene una gran zona de cría estival en el NE de China y en las provincias rusas orientales de Primorie y Javarovsk. La península de Corea y el SE de China, desde Sichuan hasta Zhejiang, acogen muchos ejemplares invernantes.

No es un pato canijo pues la hembras pequeñas ya miden 41 cm de punta de pico a punta de cola y los machos alcanzan los 51 cm. En la foto de cabecera tenéis una parejita y en la de abajo un macho en plumaje nupcial. Ambas fotos retratan ejemplares salvajes y están tomadas en un riachuelo de Corea del Sur, una fresca mañanita a -14º C.

Habita marismas, estanques, pantanos y ríos rodeados de denso bosque caducifolio. El bosque lo necesita porque es una de las pocas anátidas que nidifica en huecos de árboles – como los cárabos (Gamarús) – aprovechando incluso los nidos excavados por el picamaderos negro (picot negre). Para el pato mandarín, el enclave ideal para nidificar son las pequeñas islas arboladas en humedales con abundante vegetación emergente. Rara vez se le encuentra por sobre los 1.500 m.s.n.m. pero se le ha visto hasta los 2.700.

Su dieta es variada e incluye mucha semilla forestal: nueces, bellotas, castañas y hayucos. No le hace ascos al cereal (sobre todo, arroz) pero también consume ranas y renacuajos, pececillos, insectos y caracoles. Los invertebrados son fundamentales en la dieta de los patitos. Se alimenta haciendo el balancín, es decir, sumergiendo los dos tercios anteriores del cuerpo. Rara vez bucea.

En la lista de la UICN está clasificado como de preocupación menor porque sus áreas de distribución son muy amplias y aunque en algunas se constata un descenso poblacional, todavía no alcanza las cifras que lo incluirían en la categoría siguiente (vulnerable).

Macho de Pato mandarín (Corea del Sur 27-1-2017). Foto de Salva Solé.

Macho de Pato mandarín (Corea del Sur 27-1-2017). Foto de Salva Solé.

Birds of the World