Perdiz chucar: hibridada por doquier

Si no estás avisad@, te puede parecer una perdiz roja (Perdiu roja) pero no; el color crema baja hasta la mitad del cuello, en vez de limitarse a la garganta, y el collarín negro no se extiende y difumina hacia fuera, en pintas.

La perdiz chucar, es una habitante de las laderas rocosas y secarronas con hierba corta y arbustos bajos. Pero también frecuenta otros tipos de zonas áridas. Se ríe de la sed porque, en esos ecosistemas tan escasos de agua, las aves saben sobrevivir con muy poco líquido. No obstante, se la ha introducido en muchos países y se ha adaptado a terrenos algo más húmedos y arbolados, campos agrícolas incluidos.

En la península ibérica, los cazadores crían perdices rojas con hasta un 35% de genes de chucar. Estos híbridos ponen más huevos que la roja pura y por eso han sido soltados legalmente en los cotos e ilegalmente en cualquier sitio. Se hibridan por doquier con la perdiz roja autóctona, que también, a estas alturas, suele ser descendiente de sueltas antiguas o recientes. Esa injerencia en la genética de las poblaciones, por afán de lucro y “deporte”, es un problema que apenas se ha abordado. El resultado es que los híbridos, aunque tienen el mismo aspecto de la perdiz roja, corren por todas partes. Quien esté interesad@ en ver perdices rojas genuinamente salvajes y genéticamente intactas lo tiene pero que muy crudo… No es culpa de la chucar, obviamente pero, por ser una especie resistente y adaptable, ha sido desperdigada por aquí y por allá, en ocasiones perjudicando a las especies locales de perdices y similares. En el mapa del eBird se observa su presencia en el oeste de EEUU y también en el NE, en varias de las islas de Hawai, en la isla de Santa Elena (en medio del Atlántico), SE de Australia, Nueva Zelanda…

Su área de distribución original (principios del siglo XXI) es euroasiática y abarcaría desde Grecia y el sur de Bulgaria hasta el NE de China (provincia de Hebei), evitando tanto los climas tropicales, demasiado húmedos para su gusto, como los boreales, demasiado fríos. En el Himalaya, donde la tropicalidad atempera el frío y viceversa, se la ha visto a 5.000 m.s.n.m. Allí, así como en el sur de Pakistán, el sur de Irán, Jordania y la esquina NO de Arabia Saudí, tiene su límite de distribución meridional mientras que por el norte llega algo más arriba de Mongolia, en el centro-sur de Rusia (Tuvá y Altái).

De punta de pico a punta de cola mide entre 34 y 38 cm y carece de dimorfismo sexual (machos y hembras presentan el mismo aspecto). Se alimenta de brotes de hierba y cereales, raíces de plantas bulbosas, bayas, invertebrados y sus huevos. Como sucede casi siempre, la dieta suele variar localmente y a lo largo del año en función de los alimentos disponibles.

Perdiz chucar (Zedea-Armenia 1-5-2016). Foto de Salva Solé.

Perdiz chucar (Zedea-Armenia 1-5-2016). Foto de Salva Solé.

Birds of the World