Tarro blanco: pedazo pato

He aquí un pedazo pato que se ríe de miniaturas como la cerceta común (Xarxet comú). Claro que los ánsares – y ya no digamos los cisnes – son mayores, pero el macho de tarro blanco, con sus 68 cm de punta de pico a punta de cola, iguala en tamaño al del ánade azulón (Ànec collverd). Aunque, por su forma y color, aparenta mayor volumen, pesa algo menos. Sin embargo, en cuanto a envergadura alar, lo supera en 33 cm ya que alcanza los 133. En ambas fotos muestro machos; la hembra tiene menor tamaño, con la franja castaña del pecho más estrecha y sin protuberancia sobre la base de la mandíbula superior del pico (o con una protuberancia pequeña).

Es una anátida bastante fácil de ver en nuestros principales humedales litorales y, en toda la península ibérica, tiene estatus de residente. Durante el invierno, nos llegan algunos ejemplares de Polonia, Alemania, etc…

Parece preferir marismas costeras, pero la verdad es que también está muy extendida en zonas que se encuentran a miles de kilómetros del mar, como sucede en el este de Kazajistán y en Mongolia. Lo que no le gustan son los terrenos altos ya que su “techo” está en los 2.400 m.s.n.m. Y tan arriba solo se le ha visto en Buthan, que es un país subtropical.

Su principal zona de cría catalana es el Delta de l’Ebre aunque algunas parejas también se las apañan en el Delta del Llobregat y quizás en Aiguamolls de l’Empordà. En invierno es más frecuente y extendido pero se le ve todo el año.

Su dieta es básicamente carnívora, centrándose en moluscos, insectos (larvas y adultos) y crustáceos. También consume pececillos, sus puestas, gusanos y algas. Se le ha visto zamparse huevos de focha común (Fotja comú), aunque no deben ser su menú habitual. Curiosamente, los ejemplares infantiles bucean a menudo, hábito que pierden conforme crecen y ya no necesitan sumergirse enteros para alcanzar el fondo. Al llegar al tamaño adulto se alimentan en zonas que no exceden los 40 cm de profundidad.

En la mitad oeste de Europa se le considera una especie en expansión ya que se adapta bien a humedales suficientemente conservados y también frecuenta, como comedero, las grandes extensiones atlánticas de lodo mareal.

Su área de distribución mundial abarca desde Islandia, Reino Unido y el NO de Marruecos hasta el litoral oriental de China y la península de Corea. Pero en ese amplio mapa su presencia es discontinua, usando zonas del sur de Asia (desde Pakistán a Corea) como cuartel de invernada y lo que va desde Bulgaria hasta el este de Mongolia como área de cría estival. En Europa, explicado rápido y mal, lo encontramos en el norte de Alemania, Dinamarca, Polonia, Escandinavia e Islandia durante el verano. Es residente en un triángulo con sus vértices en Inglaterra, Doñana y Croacia, extensión que también acoge poblaciones invernantes. Finalmente, entre noviembre y marzo, se instala en puntos de Marruecos, norte de Argelia, Túnez, el Delta del Nilo, Grecia y Turquía.

Macho de Tarro blanco (Delta del Llobregat 23-3-2014). Foto de Salva Solé.

Macho de Tarro blanco (Delta del Llobregat 23-3-2014). Foto de Salva Solé.

Las aves de la A a la Z SEO Birdlife
Servidor d’Informació Ornitològica de Catalunya
Birds of the World