Aguilucho pálido: visitante nórdico

Como nidificante, es una de las aves más escasas de Catalunya (solo una o dos parejas), pero en invierno nos visitan ejemplares nacidos en el centro y norte de Europa. El ICO, en su Atlas d’ocells de Catalunya a l’hivern (2006 – 2009) estimaba entre 302 y 339 los individuos invernantes. Dudo que ese número haya aumentado en la última década, así que no te extrañe si te cuesta dar con uno.

El macho (foto de abajo) es bastante distintivo y – de entre los aguiluchos habituales en Catalunya – solo se asemeja al del cenizo (Esparver cendrós). Pero la hembra (foto de cabecera) es casi idéntica a la de su pariente. El joven es más fácil de confundir con una hembra de ambas especies que con el joven de cenizo. Por si la complicación supiese a poco, una de las rarezas regulares, citada cada año en Catalunya, es el aguilucho papialbo, cuyos jóvenes y hembras también se parecen un montón al pálido y al cenizo. ¡E incluso el macho! El género Circus plantea todo un reto. Menos mal que el aguilucho lagunero occidental (Arpella comú) va de otro palo…

Al aguilucho pálido le gustan las zonas llanas y abiertas lo cual incluye humedales, estepas, terreno agrícola, pastos e incluso tundra. Es el aguilucho que cría más al norte, adentrándose en Siberia. De punta de pico a punta de cola mide entre 42 y 50 cm. Y de punta a punta de ala, como mucho, llega a los 121 cm. Las hembras son más grandes y pesadas que los machos.

Se alimenta de vertebrados pequeños, mayormente roedores tales como ratones, topillos, ardillas terrestres, gazapos y lebratos. Pero también captura aves, siendo aficionado a los paseriformes aunque se le ha visto capturar anátidas y lagópodos. Completa el menú con huevos y pollos, invertebrados diversos, lagartos, ranas y – en invierno, si el hambre aprieta – carroña. Salvo por su aversión a los vegetales, se ríe de las limitaciones dietéticas. Como el resto de aguiluchos, caza volando a baja altura para sorprender alguna pieza sobre el terreno. No obstante, es capaz de captura pájaros en vuelo.

Curiosamente, aunque puede posarse en rocas, postes, arbustos y árboles, para dormir se queda en el suelo.

Desde zonas del centro de la península ibérica hasta Escocia, Irlanda, Dinamarca y la Polonia occidental encontramos poblaciones sedentarias. Pero en Escandinavia, toda Rusia y esquina NE de China es un ave estival que llega en primavera y se marcha en otoño. Como invernante está presente desde el sur de Marruecos hasta Japón, en un amplio frente de países de clima moderado y cálido que incluirían, por solo citar unos pocos, Portugal, Italia, Turquía, Israel, Omán, Irán, Nepal, SE de China y Corea del Sur.

Macho de aguilucho pálido en vuelo (Aiguamolls de l’Empordà 29-12-2019). Foto de Salva Solé.

Las aves de la A a la Z SEO Birdlife
Servidor d’Informació Ornitològica de Catalunya
Birds of the World

Salvador Solé

Ornitólogo, fotógrafo, viajero y articulista. Socio de SEO/BirdLife desde 2002, colabora con el Grupo Local SEO Barcelona desde su fundación en 2010 y desde el mismo imparte cursos y charlas, también es guía de excursiones ornitológicas divulgativas.

El portal web GLSEOBarcelona da acceso a los contenidos elaborados por el Grupo Local SEO Barcelona de SEO/Birdlife quien podrá utilizar cookies propias y de terceros para mejorar la oferta de sus servicios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información en Aviso Legal, en su apartado Política de cookies.