Cernícalo patirrojo: repostando ortópteros

Cernícalo patirrojo – Falcó cama-roig – Falco vespertinus (Red-footed Falcon)

Esta rapaz cría desde los países del este de Europa (Estonia, Hungría…) hasta más allá del centro de Rusia, al norte de Mongolia. La población que se dispersa por ese enorme territorio se concentra durante el invierno boreal en el norte de Sudáfrica, sur de Angola, Namibia, Botswana, Zambia y Zimbabwe. Para conseguirlo, migra a todo lo ancho del Mediterráneo y cruza el Sáhara. Cada año, por ahora, un pequeño – o no tan pequeño – contingente de cernícalos patirrojos transita la ruta desde Catalunya hasta Cádiz.

Gracias a eso lo podemos ver, con suerte, en primavera y otoño. Puesto que precisa de grandes espacios abiertos, tanto el Alt Empordà como los secanos de Lleida le son queridos. Eso no significa que resulte demasiado raro en otros enclaves, como el Delta del Llobregat. Pero no abunda y a veces permanece pocos días allí donde hace paradas para “repostar”. ¿Y qué reposta? Repostería no; artrópodos. Siente debilidad por los ortópteros (langostas, saltamontes, grillos…) aunque también se despacha escarabajos, libélulas, mariposas, polillas, cigarras y demás insectos. Sin embargo, para alimentar a sus pollos debe subir un escalón en la cadena trófica y entonces captura anfibios, lagartijas, pollos de paseriformes y pequeños roedores. Así que es un experto cazador tanto de insectos al vuelo como de presas terrestres.

Mide entre 27 y 33 cm de punta de pico a punta de cola. Se ríe de la moda unisex que han adoptado parientes como el halcón peregrino (Falcó pelegrí) y el alcotán europeo (Falcó mostatxut) ya que distinguir los sexos es fácil en su caso, al menos en los ejemplares adultos: la hembra tiene garganta blanca con cabeza, pecho y vientre anaranjados (véase foto de cabecera) mientras que el macho es todo gris pizarra, con la zona baja del vientre e infracoberteras caudales rojizas (véase foto de abajo).

Habita ecosistemas abiertos, desde el entorno de humedales a estepas pasando por zonas agrícolas, aunque siempre necesita algo de arbolado para acechar, dormir y montar el nido. Cría colonialmente y tanto puede concentrarse en una arboleda como – al igual que el cernícalo primilla (Xoriguer petit) – en un pueblo. Su nido es similar al de los córvidos, lo ubica bastante arriba y a veces comparte arboleda con un colonia de grajas (Graula) pero también puede aprovechar huecos e incluso criar en el suelo al amparo de un matorral.

En la lista roja de la IUCN aparece como vulnerable porque ha sufrido una merma importante de población en el sur de su área de reproducción: la parte europea y la Rusia meridional. Posiblemente se deba al uso de pesticidas y a la alteración de los ecosistemas.

Macho de Cernícalo patirrojo (Estepes de Lleida 17-5-2015). Foto de Salva Solé.

Las aves de la A a la Z SEO Birdlife
Servidor d’Informació Ornitològica de Catalunya
Birds of the World