Fumarel aliblanco: jóvenes estivando

Fumarell alablanc – Chlidonias leucopterus (White-winged Black Tern)

 

Aunque el fumarel común (Fumarell negre) es poco común y cuesta de ver, todavía puede encontrarse en bandos escasos aunque relativamente numerosos (3 a 20 individuos, a veces más); el fumarel chungo es el aliblanco que, aunque cada año nos visita – y no un solo ejemplar, como sucede con las genuinas rarezas – se suele ver de uno en uno, mezclado con otros parientes Chlidonias. A menudo son juveniles como los de la foto de cabecera que, aunque se ríen de la confusión del/la ornitólog@ novat@, si estudias bien este reducido género, pueden diferenciarse. En plumajes invernal y nupcial, los adultos tampoco son demasiado complicados de distinguir. Como sucede con frecuencia, lo difícil no es tanto la identificación en sí, si no tener presentes en la memoria – y conseguir ver – los detalles que la hacen posible.

Machos y hembras presentan el mismo aspecto y miden entre 23 y 27 cm de punta de pico a punta de cola.

Al igual que el resto de fumareles, cría en humedales interiores de agua dulce (a veces, también litorales) incluidos arrozales y charcas extensas en la taiga. Prefiere lugares más abiertos y de inundación menos permanente que el fumarel común. En paso y en sus zonas de invernada es poco selectivo y lo encontramos, además, en costas rocosas, ríos, embalses e incluso manglares. Gusta de posarse en ramas emergentes y en postes.

Se nutre sobre todo de insectos acuáticos tales como moscas, ditiscos, libélulas, efímeras…También pececillos y renacuajos. E insectos terrestres. Nada de legumbres, porfi. Puede capturar a sus presas en la superficie del agua, dejándose caer en ella, o en el aire, pero no se zambulle como, por ejemplo, el charrán patinegro (Xatrac becllarg).

En la península ibérica es un ave de paso, que ni cría ni pasa el invierno, así que las oportunidades de verlo son relativamente escasas. De tarde en tarde, un joven se queda a estivar ya que no le va a servir de mucho competir con los adultos en las tareas reproductoras: si encuentra un filón de alimentación abundante, igual deja para el año que viene lo de buscar pareja.

Sus cuarteles de reproducción más cercanos a Catalunya están en el NO de Italia, pero desde allí se extiende hacia el este, de forma local y discontinua, por Polonia, Rumanía, el sur y el NE de Rusia, Kazajistán y Mongolia hasta llegar al NE de China. En invierno vuela al África mediterránea y casi toda la subsahariana, litoral occidental de Madagascar, el extremo suroccidental de la india (en la costa), el sureste asiático, Indonesia y Australia. Hay individuos que se pasan tres pueblos y acaban en Nueva Zelanda donde incluso se dio una cita de cría. No está mal para un pájaro que, cuando empieza a emigrar, apenas pesa 70 g… (cuando termina, seguro que está más delgadito…)

Su estatus de conservación es “de preocupación menor”, menguando la población en algunos sitios y aumentando en otros. Pero depende totalmente de humedales someros y pastos inundables, así que es importante seguir conservando ese tipo de ecosistemas. Y no solo por él, claro.

Adulto nupcial de fumarel aliblanco en vuelo (Armenia 6-5-2016). Foto de Salva Solé.

Las aves de la A a la Z SEO Birdlife
Servidor d’Informació Ornitològica de Catalunya
Birds of the World