Novedades

SEO/Birdlife espai de gent gran

Descubriendo aves desde el observatorio

El pasado jueves día 3 de marzo, a las diez y cuarto de la mañana, las diecisiete personas a las que íbamos a acompañar, más los dos responsables, estaban puntualmente al pie del autocar que nos recogía del Pla de Can Coll en Torrelles de Llobregat y que nos iba a llevar a todos a un destino muy habitual para Javier y para mi, pero totalmente desconocido para el resto de los viajeros.

A las diez y media empezamos el viaje que, en menos de treinta minutos, nos llevaría Als espais naturals del riu Llobregat, en el margen derecho de la desembocadura, concretamente a uno de los lugares más emblemáticos,  la zona del Remolar, donde esperábamos poder mostrar a nuestros pupilos mayor cantidad de aves.

Una vez llegados a nuestro destino, y por ser un día laborable, el autocar nos dejó en el parking junto al punto de información y ahorramos a los neófitos el paseo desde el aparcamiento exterior.

Mientras esperábamos que fuera la hora que el Consorcio nos había asignado para la visita, dimos diversas explicaciones de las transformaciones que ha ido sufriendo la desembocadura del río para permitir la ampliación del puerto y el aeropuerto  de Barcelona, así como el espacio lleno de contrastes en que se ha convertido el propio Delta, donde deben convivir gran número de actividades: polígonos industriales, grandes núcleos urbanos, las mencionadas infraestructuras de comunicaciones y las muestras de paisajes y biodiversidad como los pinares, marismas, zonas agrícolas, etc.

Era una mañana soleada, pero ventosa, según lo previsto y, por fin llegó la hora en que poquito a poco, al ritmo que permitían las fuerzas de cada uno, nos adentramos en la Reserva del Remolar. Y es que la media de edad de las personas a las que esta vez acompañamos a pajarear es de unos 80 años…

Entrando a la reserva Remolar-Filipines

Entrando a la reserva Remolar-Filipines

Ya desde la pantalla de observación del puente que atraviesa el Braç de la Vidala, avistamos unos cuantos ejemplares de ánades reales y un montón de tortugas tomando el sol, que hicieron las delicias de los pudieron pararse a mirar.

Poquito a poco se va cubriendo el recorrido hacia la estación biológica, donde más de uno suspira aliviado al ver que hay un banco donde reposar y algún que otro se atreve a llegar hasta la siguiente pantalla donde se pueden ver cormoranes y garcetas comunes.

Un esfuerzo más nos permite llegar sanos y salvos al observatorio de la Bassa dels Pollancres, donde instalamos el telescopio y repartimos unos cuantos prismáticos, abriéndose ante ellos un mundo nuevo.

Si emocionante es poder descubrirle a un niño o a un joven el mundo de las aves, personalmente podérselo descubrir a personas tan mayores he llegado a considerarlo casi un privilegio.

Ver con qué atención escuchaban las explicaciones de Javier, como atendían a las indicaciones para distinguir a una anátida de otra, el interés que demostraban con sus preguntas fue realmente emocionante.

Pudimos enseñarles: Ánade real, Ánsar común, Avión común, Cormorán grande, Focha común, Gallineta, Garceta grande, Garza real, Gaviota reidora, Pato cuchara, Porrón europeo, Tarro blanco y Zampullín.

Aunque no fue un día especialmente espléndido en cantidad de especies, si lo fue en número de ejemplares.

La hora de la que disponíamos en el observatorio se nos hizo corta a todos y con más pena que alegría tuvimos que volver hacia el autocar.

El camino de vuelta estuvo lleno de comentarios al respecto de lo que habían disfrutado, de lo mucho que les había gustado, de lo desconocido del lugar aún estando dentro de la misma comarca donde ellos viven, y nos arrancaron la promesa de que teníamos que hacer con ellos alguna otra salida similar para enseñarles más pájaros.

El grupo al completo después del paseo

El grupo al completo después del paseo

Por nuestra parte, nos quedó un agradable sabor de boca con la experiencia y una grata sensación de satisfacción personal por la labor realizada y el resultado obtenido.

Deberemos seguir en contacto con la responsable del Espai de Gent Gran del Ajuntament de Torrelles de Llobregat, para poder cumplir la promesa que hicimos.

1 comentario en SEO/Birdlife espai de gent gran

  1. Salva Solé // 4 abril, 2016 en 10:17 //

    ¡Gran labor, Montse y Javi! Muy buena idea y según veo, todo un éxito. Mi más sincero aplauso.

Los comentarios están cerrados.

El portal web GLSEOBarcelona da acceso a los contenidos elaborados por el Grupo Local SEO Barcelona de SEO/Birdlife quien podrá utilizar cookies propias y de terceros para mejorar la oferta de sus servicios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información en Aviso Legal, en su apartado Política de cookies.