Aguja colinegra: volar sin repostar

Más de una vez he informado de que el grupo de las limícolas es la familia de aves más numerosa, en cuanto a cantidad de especies, en Catalunya y quizás en Europa. Por eso todavía me quedan muchas de las que hablar.

Con entre 36 y 44 cm de punta de pico a punta de cola, la aguja colinegra es más grande que cualquier archibebe (que son limícolas grandes) y solo más pequeña que los zarapitos (real y trinador). Tiene mismo tamaño de la avoceta (Bec d’alena) y el ostrero euroasiático (Garsa de mar) pero su aspecto es muy distinto al de estos parientes. Lo difícil es distinguirla de la aguja colipinta (Tètol cuabarrat) pero solo mientras están posadas ya que, en vuelo, la cola mitad blanca y mitad negra de la colinegra, así como sus franjas alares, son diagnósticas (véase foto de cabecera).

Aunque en Catalunya no cría, está presente todo el año: se la ve en invierno, en ambos pasos, y hay ejemplares que se quedan también a pasar el verano aunque entre mayo y finales de julio puede costar ver alguno. El mejor sitio para observarla es el Delta de l’Ebre, pero también se pasa por el Delta del Llobregat y Aiguamolls de l’Empordà. A veces se la ve sola pero a menudo se agrupa en bandos de varias decenas de ejemplares.

En plumaje nupcial, las hembras son como se muestra en la foto de abajo mientras que el macho tiene el cuello y el pecho de color ladrillo y más marcas oscuras en el vientre. Pero al ir cambiando a plumaje de eclipse ambos sexos pierden los tonos cálidos y resultan indistinguibles. Por eso no puedo decidir si el ejemplar de la foto de abajo es una hembra en plumaje nupcial (o casi) o un macho en plumaje de transición.

La dieta de la aguja colinegra consiste en insectos y sus larvas, gusanos, moluscos, crustáceos, huevos de peces y de ranas, renacuajos… También ingiere algo de materia vegetal: bayas y semillas, sobre todo de arroz.

Como tantos y tantos seres vivos, se la considera a medio camino entre “no globalmente amenazada” y “cercana a la amenaza”, dependiendo del lugar. Sus ecosistemas preferentes son los herbazales húmedos, tundras y taigas semi-inundadas, entorno donde se reproduce. Los estuarios, deltas y humedales diversos son ambientes que frecuenta para pasar el invierno o recalar durante las migraciones.

Cría desde Islandia hasta el extremo oriental de Siberia en una amplia franja de clima entre templado – por ejemplo, Francia – y frío, por ejemplo norte de Finlandia y península de Kamchatka. En invierno se dispersa en un enorme rango geográfico que va desde las islas Vanuatu y el este de Australia hasta Zambia, Gambia, las islas Canarias e Irlanda. Se ríe de las distancias porque atraviesa largos tramos de océano sin repostar y hay ejemplares que, cada año, acumulan más de 18.000 km de vuelo.

Aguja colinegra (Delta de l'Ebre 25-8-2019). Foto de Salva Solé.
Aguja colinegra (Delta de l’Ebre 25-8-2019). Foto de Salva Solé.

Las aves de la A a la Z SEO Birdlife
Servidor d’Informació Ornitològica de Catalunya
Birds of the World

 

 

Salvador Solé

Ornitólogo, fotógrafo, viajero y articulista. Socio de SEO/BirdLife desde 2002, colabora con el Grupo Local SEO Barcelona desde su fundación en 2010 y desde el mismo imparte cursos y charlas, también es guía de excursiones ornitológicas divulgativas.

El portal web GLSEOBarcelona da acceso a los contenidos elaborados por el Grupo Local SEO Barcelona de SEO/Birdlife quien podrá utilizar cookies propias y de terceros para mejorar la oferta de sus servicios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información en Aviso Legal, en su apartado Política de cookies.