Ánade rabudo: esbelto y elegante

Hay patos más espectaculares pero no más esbeltos. Y pocos lo igualan en elegancia. Con pico y cuello largo y fino, cuerpo delgado y unas plumas centrales de la cola en forma de aguja, el macho de rabudo (foto de abajo) es el equivalente a una bailarina de ballet clásico que se ríe de la robustez de los ánsares. La hembra (en la foto de cabecera) tiene las mismas proporciones físicas que su consorte pero con la cola bastante corta.

Globalmente, se le supone uno de los patos más comunes ya que sus poblaciones abarcan todo el hemisferio norte. Sin embargo, en Catalunya nunca fue una anátida numerosa y, de unos lustros para acá, se va viendo menos, quizás porque el cambio climático le permite quedarse a pasar el invierno cada vez más al norte. Esto es solo una hipótesis mía. La degradación de los humedales también podría influir en su creciente escasez ya que hay aves mucho mas quisquillosas que otras con la calidad de su entorno acuático. A ello hay que sumar el dato cierto de que sufre fluctuaciones imprevisibles que se pueden alargar durante años.

Al igual que muchas otras anátidas que vemos por el sur de Europa, aquí el ánade rabudo es básicamente invernante, llegando hacia mediados de noviembre y marchando a finales de marzo. En Catalunya puede verse sobre todo en el Delta de l’Ebre pero también en Aiguamolls de l’Empordà y Delta del Llobregat. Resulta raro en humedales del interior. El ICO, en su “Atlas dels ocells de Catalunya a l’hivern 2006-2009” censó una media de 4.492 ejemplares anuales en ese periodo: más de la mitad estaban “escondidos” en el Delta de l’Ebre. Entre 1985 y 2009 la media de su población invernante en Aiguamolls de l’Empordà fue de 33 ejemplares y, en el Delta del Llobregat, de 8. Su carácter desconfiado (al menos en nuestras latitudes) determina que casi siempre esté muy lejos de los observatorios, cuando no en zonas ocultas a la vista, actitud que todavía lo hace parecer más escaso.

Su hábitat de cría son lagos y estanques someros de agua dulce, grandes charcas temporales y ríos con poca corriente, siempre que haya suficiente cobertura vegetal en las orillas. En invierno tolera las aguas salinas de marismas y lagunas litorales, aunque no se le suele ver en bahías ni costas. En Etiopía se lo ha citado a 4000 m.s.n.m. pero generalmente prefiere altitudes mucho menores.

De punta de pico a punta de cola mide entre 50 cm (las hembras más pequeñas) y 66 cm (los machos con cola más larga). En plumaje de eclipse, el macho se asemeja a la hembra aunque conserva el nítido diseño negro y gris del pico que permite diferenciarlo. En el pico de la hembra, los tonos grises y negros están mezclados difusamente.

Es más vegetariano que carnívoro: el consumo de invertebrados (insectos acuáticos y sus larvas, gusanos, crustáceos y moluscos de pequeña talla) y micro-vertebrados (renacuajos, alevines…) supone solo un 10% de su dieta durante siete u ocho meses al año aunque puede alcanzar el 55’8 % en verano. Semillas, tubérculos y plantas acuáticas conforman el grueso de su menú. No bucea: se limita a picar lo que ve y llega tan abajo como puede haciendo el balancín, con la mitad posterior del cuerpo fuera del agua, puesta en vertical, y estirando el cuello para alcanzar el fondo. También pasta en prados.

Su área de reproducción mundial abarca todo territorio apto de clima entre sub-boreal y ártico del hemisferio norte. Sus zonas de cría más meridionales están en el centro de EE.UU., el lago Tuz (Turquía) y sur de Kazajistán. Evita las tundras extremas de Siberia, toda Groenlandia y el vasto territorio insular del norte canadiense. En Europa, puntos de Alemania y Serbia serían los enclaves reproductores más cercanos a España. Cuando llega el otoño emigra hacia el sur de EE.UU., toda Centroamérica, algunas grandes islas de Caribe y llega al NO de Colombia. En el Viejo Mundo ocupa el centro-sur de Europa (Inglaterra, Francia, península ibérica, Italia, Rumanía…) los países del norte de África desde Marruecos hasta Egipto y la franja  subsahariana, descendiendo hasta más allá del Ecuador en el norte de Tanzania. También se le encuentra en Oriente y Asia desde Turquía hasta el SE de China, incluyendo Taiwan y el norte de Filipinas.

Macho de Ánade rabudo (Aiguamolls de l’Empordà 27-3-2021). Foto de Salva Solé.

 

Las aves de la A a la Z SEO Birdlife
Servidor d’Informació Ornitològica de Catalunya
Birds of the World

About Salvador Solé

Ornitólogo, fotógrafo, viajero y articulista. Socio de SEO/BirdLife desde 2002, colabora con el Grupo Local SEO Barcelona desde su fundación en 2010 y desde el mismo imparte cursos y charlas, también es guía de excursiones ornitológicas divulgativas.